Blogia
DIARIO REFLEXIVO

BLOQUE III: ORIENTACIÓN E INTERVENCIÓN PARA LA PREVENCIÓN Y EL DESARROLLO. El enfoque de la actividad orientadora desde la perspectiva de Orientación por Programas, El modelo de Orientación basado en las dificultades de aprendizajes, la investigación y la actividad orientadora. La evaluación de la orientación.

En este último bloque, y teniendo siempre en cuenta toda la teoría adquirida en temas anteriores, nos adentramos en lo que es la práctica diaria, tanto en la aulas, como en el propio trabajo que debe realizar un psicopedagogo.

 

De ahí que empezamos conociendo el modelo de orientación por programa puesto que es el que actualmente más se adecua a las necesidades de los centros, además de que su utilización se realiza globalmente en todas las asignaturas, durante un largo periodo de tiempo y ayuda a los profesores a ayudar a sus alumnos e informarles en multitud de temas, sin que se de ninguna dificultad anteriormente. Además, este tipo de intervención se puede realizar en grandes grupos y extenderse por todo su contexto, y por lo tanto, el trabajo no lo debe realizar solamente el orientador, sino que debe colaborar toda la comunidad educativa, en la detección de esas necesidades, y con una implicación activa para poder llevar a cabo el programa, por lo que es fundamental la cooperación y la coordinación de todos los miembros que están incluidos dentro del programa.

Es una gran herramienta tanto de prevención, como de información como de actuación ante determinadas situaciones problemáticas, de ahí la importancia de conocer y de saber desarrollar programas de orientación.

 

Otro de los aspectos trabajados durante este bloque se refiere a la importancia de la actividad investigadora por parte del orientador, puesto que sin ella, nos quedaríamos estancados y posiblemente no detectaríamos todas estas necesidades y dificultades que hemos nombrado anteriormente. El psicopedagogo debe realizar un proceso de investigación continúa de su entorno, atendiendo tanto a los aspectos cualitativos como cuantitativos , y realizar un proceso de reciclaje constante y de aprendizaje continuo de las nuevas orientaciones que van surgiendo con el fin de estar preparado ante los posibles cambios que vayan surgiendo. Además debemos conocer todos los tipos de investigación, y sobre todo, tener el mayor rigor posible a la hora de realizar estos procesos.

 

La investigación es fundamental tanto para el propio proceso de aprendizaje del orientador, como para detectar las posibles problemas de aprendizaje en las aulas.

 

Estos problemas de aprendizaje pueden ser en multitud de temas, por lo que debemos tener gran multitud de conocimientos sobre los diferentes trastornos que pueden surgir en el aula.

Nuestros compañeros nos hablaron de los más comunes; lenguaje – comunicación y operaciones lógicas, ambas áreas fundamentales en nuestro sistema educativo actual, y en desarrollo intelectual de los alumnos. De ahí, lo importante de su temprana detección, puesto que es fundamental realizar el diagnostico lo antes posible, para realizar las adaptaciones necesarias, dependiendo de las diferentes necesidades de los alumnos.

 

Ambas áreas como hemos dicho son fundamentales en el desarrollo de los alumnos en multitud de ámbitos, como son las relaciones interpersonales, el desarrollo del pensamiento matemático y por lo tanto pueden afectar gravemente al alumno, por ello ,además de su detección temprana , es necesaria la coordinación entre el tutor y el orientador , para saber que se va a realizar en el aula , para mejorar el avance del alumno, que se ha estado realizando hasta el momento , cual es el avance a partir de las adaptaciones , además de la colaboración con el contexto familiar , que es fundamental en todo trabajo en el aula.

 

Es necesaria en toda investigación y en toda actividad orientadora un proceso de evaluación constante de todas las actividades realizadas , con el fin de saber que se está realizando bien , y en qué estamos fallando, y aplicar los ajustes necesarios, siempre como hemos dicho anteriormente, con el máximo rigor, y atendiendo a todos los factores . Para realizar una evaluación correctamente, es fundamental en primer lugar que sepamos que queremos evaluar, y en que fases se va a desarrollar este proceso, siempre siguiendo lo planificado para que el proceso sea el adecuado. Pero no solo debemos evaluar el proceso, sino que también es importante la autoevaluación, para saber nuestro nivel de concienciación con el trabajo realizado.

La evaluación como todas las actividades anteriormente nombradas requiere de una gran implicación por parte del psicopedagogo como de toda la comunidad educativa, con el fin de que el trabajo no sea en balde, y una cooperación y coordinación entre ambas partes.

 

Como hemos dicho anteriormente estos temas nos informan de la práctica en las aulas y pero solo como base, es necesaria una mayor investigación en dichos temas, y sobre todo experiencia, que nos la dará la práctica durante el día a día.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres